Alimentación Canina (III): Piensos

(Por Israel Aparicio)

Anterior: La Dieta Natural

Valoración y Elección del Pienso

Si la opción elegida es una dieta basada en pienso, entonces hay una amplia gama disponible en el mercado con las que cubrir perfectamente las necesidades básicas de nuestro pequeño, si bien en este caso sí que es muy aconsejable al menos elegir un pienso de gama alta que sea realmente de calidad.

Muchos de los productos disponibles en el mercado se derivan de los subproductos de deshecho de la industria alimenticia humana, tales como patas de pollo, picos, ciertos huesos… es decir, los restos no aprovechables de los mataderos. Esto se traduce en definitiva en una fuente de proteína de escaso valor biológico que afectará al estado general de salud y vitalidad de nuestro compañero.

Lo primero y más básico es evaluar el análisis químico del pienso y su composición en nutrientes. Un buen pienso debería de estar moverse alrededor de los siguientes valores:

  • Proteína: 25% – Puede ser más para piensos de cachorros o de alto rendimiento energético, pero este debería ser nuestro valor de referencia básico.
  • Grasas: 15%
  • Fibra: 3% – Puede ser menos, pero más de un 5% sería a todas luces demasiado.
  • Humedad: 10% – Conforme aumente por encima de esta cantidad implicará un peor rendimiento energético del alimento.
  • Ceniza: 7% – Se trata de la materia seca que queda tras el quemado de los alimentos y que se usa como fuente de minerales; sin embargo no aporta más nutrientes y un pienso de alta calidad obtendrá los minerales necesarios principalmente de otras fuentes.

La segunda parte consiste en valorar la lista de ingredientes que se detalla en la etiqueta del recipiente. Es importante saber para ello que dichos ingredientes aparecen en orden descendiente según su cantidad con respecto al peso total del producto. Se trata además del peso antes de procesar los alimentos, y aquí está unos de los trucos de la industria, y es que especificar “carne de pollo” frente a “carne de pollo deshidratada” implica que la primera perderá mucho peso durante el proceso de secado y manufacturación del pienso en comparación con la segunda, en la que ya se cuenta la cantidad deshidratada. Por tanto la cantidad final real de carne quedaría en el primer caso en mucho menos de lo que la etiqueta parece indicar. Algunos consejos básicos por tanto teniendo este en cuenta a la hora de elegir un pienso en función de sus ingredientes son:

  • Evitar a toda costa el subproducto tanto animal como vegetal
  • Fuente de carne o pescado precisa (no sólo “carne”) y seca preferiblemente (deshidratada, hidrolizada o concentrada), para evitar la su disminución en proporción durante el secado.
  • Arroz como fuente principal de grano frente al maíz y otros. Integral sería lo más conveniente, aunque difícil de encontrar. Además el trigo no debería de encontrarse nunca entre sus tres ingredientes principales ya que se trata de una fuente de nutrientes inferior y menos digestible.
  • Que la fuente de vitaminas y minerales sea natural y no añadida químicamente. De la misma forma, debería de contener poco o ningún aditivo industrial.

Como se aprecia, muchos piensos comerciales básicos no pasan este corte, y deberíamos, por el bien de nuestro pequeño, ser rigurosos con esto: una buena alimentación se traduce en un buen estado de salud general, menos visitas al veterinario y, en definitiva, una mayor longevidad del perro.

Cambios de Dieta y Dietas Mixtas

¿Qué ocurre si nos decidimos a dar el salto de pienso a dieta natural o viceversa? No debería de suponer ningún problema en el caso del paso a dieta natural puesto la mayoría de los perros se adaptarán rápidamente a un tipo de alimento que les resulta por lo general más fácil de digerir y palatable. Sí puede ser bastante más complicado el caso contrario, el paso a pienso, que deberemos hacer lo más gradual posible y ayudándonos en algunos casos de aditivos (como salsas o aceites por ejemplo) que hagan más sugerente el pienso al paladar de nuestro perro o usando una dieta mixta durante algún tiempo como veremos a continuación.

No obstante en ambos casos se debe de respetar una recomendación básica para la transición: debido a los distintos tiempos de digestión de los que hemos hablado, debería de transcurrir al menos 12 horas entre la última toma de pienso y la primera de dieta natural, de forma que garanticemos que ambos alimentos no se mezclen en el estómago y evitar así cualquier riesgo. Algunos perros con un sistema digestivo más delicado podrían necesitar una dieta de transición durante dos o tres días basada por ejemplo en arroz integral hervido con judías negras, pero no es lo habitual.

Una última opción finalmente es pensar en una dieta mixta natural y de pienso, lo cual también es posible siempre y cuando respetemos la misma regla que acabamos de mencionar: no mezclar nunca ambos tipos en la misma ración y esperar un tiempo de unas 12 horas entre el pienso y la dieta natural para asegurar así que ya se ha digerido. No olvidemos que el pienso tarda un tiempo mucho mayor que la dieta natural en digerirse, del orden de hasta tres veces más, de forma que lo que pueden ser entre dos y cuatro horas para un producto natural se convierte hasta entre 8 y 12 horas en el caso del pienso.

Conclusión

Tanto si nos decantamos por la alimentación natural, ya sea preparada en casa por nosotros mismos siguiendo las guías que hemos desarrollado en este texto (y que puede ser a su vez cruda tipo BARF o cocinada) o una de las diferentes opciones comerciales (Yum, Squeaky…) ya preparadas si queremos ahorrar en tiempo y dinero en algunos casos, a las que añadir algunos de los suplementos que hemos visto, como si lo que elegimos es un buen pienso de alta gama, al final lo más importante es observar a nuestros compañeros llevar un ritmo de vida activo y sano, disfrutar de ellos como ellos disfrutan de nosotros, y tener siempre muy presente que una alimentación adecuada se traduce en definitiva en un amigo más sano y feliz.

Anuncios

One response to “Alimentación Canina (III): Piensos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s