Combatiendo prejuicios 2

Continuámos con nuestra serie de prejuicios desmontados o matizados con argumentos, ¡aquí van!

Los criadores son los culpables de que existan razas de perros aberrantes y enfermos de nacimiento.

Lamentablemente la cría con objeto comercial o sencillamente estético, que no tiene presente la salud del animal, deriva en cruces de perros con enanismo, o braquicéfalos. Efectivamente, los criadores son culpables de esto en gran medida, y lo más lamentable es que existe demanda de perros con problemas, por desconocimiento o por indiferencia. Los culpables de esto son tanto los que lo ofrecen como los que lo demandan, nadie debería malograr una raza y menos con fines comerciales.

Los criadores solo buscan perros bellos, no les importa nada más, los tratan como a objetos.

Es de esperar que existan criadores así, criadores que tratan de dar una apariencia de amor pero que queda forzada y no se la cree nadie. Criadores que son capaces de enviar a su perro en un avión para una monta y no verlo en meses, y criadores que tienen a sus perros encerrados en un transportín para que no se ensucien antes de una exposición: sí, existen criadores así, personas que viven constantemente por y para la exposición, para alardear de los premios que ganan sus perros. Nosotros no queremos un premio, de ningún tipo, que nos fuerce a mirar con mala cara a nuestros competidores, a tener horas en la peluquería a nuestros perros, o a no poderlos dejar correr por el campo los días previos a una exposición, esto es ridículo y nadie te obliga a ello: los criadores que hacen esto con sus perros lo hacen porque quieren. Sí, existen criadores que solo buscan perros bellos, pero tú puedes escoger a los que vayan más allá de los superfluo.

Las exposiciones caninas son horrorosas, los perros pasan mucho tiempo en jaulas solo para salir a desfilar.

No necesariamente. Para empezar hay que dejar claro que la jaula y/o transportín parecen lugares de encierro para nuestros perros, lo vemos desde una perspectiva humana, pensando cómo nos sentiríamos nosotros si estuviéramos ahí encerrados. Lo cierto es que para los perros un lugar cubierto, en penumbra, con un cojín o una manta, donde aislarse y relajarse (en especial en un lugar muy concurrido), es algo muy positivo. Les permite descansar, dormir, jugar con sus juguetes sin ser molestados, bajar sus alertas y estar en paz. Esto no quiere decir que sea positivo hacinar perros en jaulas como se ve en las exposiciones por parte de algunos handler o/y criadores, si observas que el perro está en un jaula o transportín en el que no puede ponerse de pie, o no puede tumbarse extendido: puedes afirmar que esa no es la forma correcta pero, por favor, no generalices, observa libre de prejuicios, y también verás muchos criadores/handler abrazando a sus perros, dándoles chuches y peinándolos con cariño.

Los handler llevan a los perros con correas tensas, y collares minúsculos, haciéndoles daño al posar.

Es muy habitual ver al handler con la correa vertical de modo que el perro alza la cabeza. Con una mirada observadora, podremos distinguir muy fácilmente quien mantiene una pose forzada y quien ha entrenado a su perro amablemente para que pose sin necesidad de tirar de él. La correa a de mantenerse en vertical por la sencilla razón de que de otro modo rozaría al perro o caería a un costado, esto no quiere decir que al perro se le esté haciendo daño. La pose que el perro toma para exposición suele salir de modo natural cuando se le ha enseñado el “quieto”, por tanto que la correa esté en vertical no es sinónimo de que esté en tensión y una ligera tensión no es sinónimo de estar ahorcando a tu perro.

Un criador le vende a cualquiera que tenga el dinero y se desentiende del cachorro y del propietario después; en realidad no le importa en absoluto el bienestar del perro una vez entregado.

Ser criador es una experiencia bella, pero también muy dura. Tanto otros criadores, como las personas que se interesen por tener un perro de raza, serán muy críticos, algunos incluso dañinos. Ser criador, y ofrecer asistencia durante toda la vida del perro es ser valiente y es ser honrado, pero lo es solo si eso no se queda en el papel. Efectivamente, existen criadores que, una vez cobrado, les importa muy poco lo que ocurra, no te preguntarán por el perro, no contestarán tus consultas o lo harán escuetamente, incluso se ofenderán si les dices que tu perro tiene algún problema. Algunos criadores en lugar de ofrecer coberturas en caso de algún tipo de enfermedad, se limitan a ofrecer la devolución del perro, como si fuera un pantalón que al final te quedaba pequeño.

Lamentablemente el mundo del perro de raza tiene una faceta snob y ególatra, que suele coincidir con la usura y el ánimo de lucro. Un buen criador te entregará un documento con responsabilidades y te indicará qué hacer si en algún momento no puedes ocuparte del perro. Un buen criador seguirá en contacto contigo, sin ninguna duda.

Básicamente, un buen criador destacará por ser competente y una buena persona.

 

…continuará

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s