Quienes somos

 Yolanda Ruiz

13263926_10153523038746440_4140452692246055980_n
Con mi primera Shiba, Ami

Propietaria del Afijo, y Educadora Canina 

Como muchos otros adiestradores y educadores que lo son por vocación, siento un profundo amor por lo que los perros representan y por lo que han  hecho por nosotros. Cuando era niña mi madre tenía que evitar que me fuera detrás de cualquier perro y en más de una ocasión me encontró literalmente abrazada a alguno. Hasta que llegó mi primer perro a mi vida en el noventa y nueve, cuando yo tenía catorce años, todos los perros que encontraba abandonados acababan siendo hospedados en casa de mi madre hasta encontrarles familia. Cuando mi primer perro, Draco, murió con casi dieciséis años, intenté no volver a convivir con un perro, para no volver a pasar el dolor de perderlo. Como es evidente, no conseguí ese objetivo: hay un tipo de felicidad, de amor, y de paz, que solo se experimenta y se entiende junto a ellos; al menos en mi caso.

307997_10150282000961440_1733915_n
Mi noble Draco

No sabía de la existencia de la raza Shiba hasta que un conocido adquirió uno casi por casualidad. Me eclipsó su aspecto. Leí sobre su carácter y me pareció un perro muy acorde a mi forma de ser y mi estilo de vida. Antes que mis shibas, llegó mi chow, algo que, siendo totalmente franca, no estaba en mis planes. Era la primera vez, esto fue en 2014, que tenía contacto con el mundo del perro de raza y, honestamente, salvo excepciones, no me gustó lo que encontré. Granjas de perros, criadores más preocupados por ganar exposiciones de belleza/dinero que por sus perros (obviamente hay muchísimas excepciones a esta generalización, por fortuna) y personas extremadamente hostiles con mi opción de adquirir un perro de raza.

Por otro lado el adiestramiento había cambiado mucho respecto lo que había aprendido con Draco.

En 2014, como hoy en día, se oscilaba de la Tª de la dominancia a la llamada Educación en positivo donde, llevada al extremo, no hay cabida para nada más que felicitaciones y chucherías caninas. Me moví por estos dos extremos sin mucho convencimiento hasta dar con Educan (gran experiencia con ellos por cierto), y actualmente quiero seguir formándome en dicha escuela, e igualmente trato de conocer diferentes opciones, métodos y corrientes para tener el suficiente criterio como para decidir por mí misma el rumbo a seguir.

img_5944
Mi pareja, Gonzalo, con nuestra primera shiba “Ami”

La experiencia en el mundo del Shiba Inu y la Educación canina, y el deseo de cambiar de sector profesional, me llevó a tomar dos decisiones: abrir mi propio afijo, y ser criadora profesional, y formarme en el área de la educación y la psicología canina, orientada a razas primitivas y, en especial, al Shiba Inu.

Soy muy consciente de que el camino que tengo por delante es muchísimo más largo que el recorrido hasta ahora, y agradezco por adelantado a las personas que han confiado en nosotros para adquirir a su Shiba y/o educarlo y adiestrarlo.

Formación y asistencia a seminarios:

  • Educación canina en positivo, Vallekanino, 2016
  • Educación canina para perros jóvenes en Educan 2017
  • Seminario Monique de Roeck “Más allá de los protocolos” 2017
  • Adiestrador Profesional y Técnico en Gestión del comportamiento con Educan 2017

Si tienes un Shiba y vives en Madrid, o visitas Madrid a menudo, puedes unirte al grupo de quedadas, y actividades que coordinamos vía facebook.

 

Gracias por tu interés 🙂 No dudes en solicitar información a mononoawareshibas@gmail.com

img-thing

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s