Shibas que “hacen la cobra”

En ocasiones cuando estamos entrenando con un shiba y está respondiendo muy bien y aprendiendo rápido, vemos algunos retrocesos en particular en los ejercicios que implican acercarse a la persona que lo llama. Por ejemplo, el perro acude correctamente a la llamada, pero cuando nos agachamos para acariciarlo, recula.

IMG_20190124_114838
Momo, de Mononoaware

Esto suele suceder cuando ya no estamos premiando con comida, ni con juguetes, sino con caricias y refuerzo afectivo. En nuestras clases lo detectamos con rapidez, y en muchas ocasiones lo prevenimos comentando esta cuestión por adelantado.

¿Qué hace que nuestro shiba recule o, como solemos decir los shiberos, “nos haga la cobra”?

A menudo, cuando queremos felicitar a nuestro perro lo que hacemos es ir hacia él, agarrarlo y obligarle a recibir caricias. A veces nos inclinamos hacia delante gritando “muy bien”, contentos y felices porque nuestro shiba ha acudido a la llamada de forma impecable. Nuestro shiba en muchos casos está deseando que le liberemos para volver a oler aquello que ha dejado a medias, para darse una carrera o simplemente para tumbarse en el césped o volver a jugar con sus amigos. Sin embargo, nosotros, en nuestro entusiasmo, le damos palmaditas en la cabeza o similar.

Si bien muchos perros son extremadamente efusivos y cariñosos y reciben con alegría las muestras de afecto por invasivas que sean, en general no es el caso del shiba. Hay muchos perros, de todas las razas y tamaños, a los que esto les desagrada.

Decir qué debemos hacer en estos casos solo a través de un artículo es imposible, puesto que dedicamos gran parte del tiempo y de las prácticas a comprender en lenguaje corporal del shiba y al vínculo afectivo, que está muy relacionado con este tema. Sin

IMG_20181206_114348
Allaikhas Balrog

embargo, me gustaría dejar algunos apuntes:

  • Cuando entrenes con tu perro y le felicites solo verbalmente, da unos pasos para atrás, si quiere tu afecto se acercará a ti.
  • Cuando hagas cualquier ejercicio con tu shiba, y recule, mire incesantemente a otro lado, se ponga oler, bostece, o incluso se tense, piensa que es muy probable que estés siendo invasivo.
  • Si no ha querido tus caricias no lo agarres y le obligues.
  • Piensa que si quieres premiar a tu perro, realmente tienes que asegurarte de que lo estás premiando. Si cuando tu perro acude correctamente a la llamada, o hace cualquier otro comando correctamente, el premio es agarrarlo y obligarlo a recibir caricias, no lo estás premiando.
  • Gran parte de los shibas se caracterizan por ser mimosos “cuando ellos quieren”: ¡Haz que quieran! Y si no le apetece, deja que se marche. Tú mejor que nadie sabes cuándo está pidiendo mimos.

 

IMG_20190209_151302
Saiko, de nuestra amiga Olga

Si necesitas información, ayuda, tienes dudas, o cualquier comentario sobre este artículo o el mundo del shiba, no dudes en ponerte en contacto con nosotros a través del email: mononoawareshibas@gmail.com

 

 

¡Muchas gracias por leer !

 

 

Guía rápida para hacer una alfombra de olfato

Las alfombras de olfato se están popularizando entre los que compartimos nuestra vida con uno o varios perros. Se usan para entretenimiento de los canes que utilizando su sentido más desarrollado, el olfato, tienen que localizar trozos de comida escondidos en la alfombra.

IMG_20190205_154808.jpg

Una alfombra de olfato sencilla que podemos hacer nosotros mismos es el modelo básico, de trapillo, de la foto anterior.

Para realizarla, necesitamos una malla de plástico (anchura de cada celda ideal no superior a 1 centímetro), rollos de trapillo de diferentes colores, tijeras y, opcional, una aguja de ganchillo.

En primer lugar tenemos que tener recortado el trapillo en tiras de unos catorce centímetros aproximadamente.

La malla deberá estar cortada con el tamaño que queramos que tenga nuestra alfombra, ya que la malla será la base de la misma. Es importante que los lados queden lisos cuando lo recortemos, para evitar que los perros puedan hacerse daño. La malla utilizada únicamente para el tutorial, como podéis ver no tiene los lados rectos, es importante recortar todos los salientes a la perfección y evitar los picos que veis en la foto.

IMG_20190205_155012.jpg

El objetivo es anudar cada trapillo de forma correcta en cada lado de cada celda. Según la anchura utilizada de trapillo, y la anchura de cada celda, quedará más o menos tupida nuestra alfombra.

El trapillo se anuda de la siguiente manera:

 

Cada nudo ha de ir bien apretado para evitar que se suelte. Según vayamos rellenando, veremos como va cobrando la apariencia de alfombra que deseamos.

Es importante tener en cuenta lo siguiente:

  • La alfombra de olfato se debe de utilizar exclusivamente para realizar un juego de olfato. El perro, cuando termine de encontrar todos los trozos de comida, o chucherías caninas, podrá continuar olisqueando en ella, no obstante, cuando haya perdido el interés la retiraremos para volver a usarla, o para guardarla.
  • No es recomendable dejar la alfombra como un juguete más, puesto que además de arriesgarnos a que el perro la destruya, no se trata de un juguete más, sino de un instrumento para un juego concreto.
  • Se debe utilizar trozos pequeños de chucherías caninas o alimento seco, para evitar ensuciar en exceso la alfombra o que el perro, si es ansioso por la comida, trate de ingerir los trapillos.
  • Una misma alfombra no debería utilizarse para dos ó más perros al mismo tiempo, puesto que el ejercicio debería ser individual, para otorgar al perro el tiempo y espacio necesarios para relajarse y encontrar las chucherías. Si tienes varios perros, asegúrate de que cada uno la use de forma individual.

Puedes ver un vídeo-resumen del uso de una alfombra de olfato aquí

Espero que el artículo sea de utilidad, podéis hacerme llegar cualquier duda o sugerencia en los comentarios.

Processed with VSCO with a6 preset

¡Hasta la próxima!